Sheikh Hamid Ould Oumar el-Wely y sheikh Abderrahman Ould el Hadj - imames de la mezquita taqwa; pronuncian las jutab, imparten clases de fiqh maliki, hadiz o quran para los interesados, resuelven dudas o consultas relacionadas con el Islam y pronuncian dictámenes o fatwas ante nuevas situaciones para los musulmanes. Que Allah les conceda la mejor de las recompensas.


HORARIO DE ORACIONES EN LA MEZQUITA TAQWA

Actualizado con fecha: 16/01/2019 - 09/Yumadal Ula/1440 


Fayr/Subh: 07:35

Dhuhr: 13:30

Asr: 15:55

Magrib: 18:30

Isha: 19:40

Yumua: 14:00


El tiempo intermedio entre la llamada a la oración (adhan) y el establecimiento de la oración en grupo (iqama) varía según las distintas oraciones:

  • Fayr/Subh: 5 min.
  • Dhuhr: 15 min.
  • Asr: 10 min.
  • Magrib: 0 min.
  • Isha: 15 min.

Jutba del 04/01/19

بسم الله الرحمن الرحيم

En el nombre de Allah, el Clemente el Misericordioso

Adaptación al castellano resumido de la Jutba pronunciada por Sheikh Hamid Oumar El Wely, Imam de la Mezquita Sheikh Zayed Ibn Sultan.

En Granada a 4 de enero de 2019 (27 de rabiuz zani de 1440 H.)

Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos. Atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado. Y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah, bendice a Muhammad, el Profeta iletrado, así como a su familia y compañeros y dales la paz!

¡Hermanos míos en Allah! Dice Allah, el Altísimo, en el Quran: "Realmente los creyentes son hermanos; reconciliad pues a vuestros hermanos y temed a Allah quizá así se os tenga en misericordia." (49:10)

¡Hermanos míos en Allah! Esta hermandad sobre la cual nos ha informado Allah, el Altísimo, es la verdadera hermandad en esta vida y en la Otra y si Allah quiere, os informaré de sus resultados en esta vida y en la Otra.

Esta es la verdadera hermandad. En cuanto a la hermandad material finaliza con la materia y la hermandad sanguínea finaliza con esta vida. Pero la hermandad de la fe (Iman) de la cual nos ha informado Allah, el Altísimo, nunca finaliza, ni siquiera después de que la gente entre en el Jardín y en el Fuego.

Dice Allah, el Altísimo, en el Quran: "Y cuando se sople el Cuerno, ese Día no habrá consanguinidad ni se preguntarán unos a otros." (23:101)

Pero los creyentes en el Día del Juicio y cuando entren al Jardín echarán de menos a sus hermanos que conocían en esta vida y dirán: ¡Señor nuestro! Hacían oración con nosotros y ayunaban con nosotros. Y dirá Allah, el Altísimo: ¡Id! Y sacad a quien reconozcáis. Entonces irán, con el Poder y Fuerza de Allah, el Altísimo, al Fuego y sacarán a los creyentes.

Esta es la verdadera hermandad de la que nos ha informado Allah, el Altísimo, sus gentes entrarán en el Jardín y no descansarán hasta que saquen a sus hermanos del Fuego. En cuanto a la hermandad de bienes materiales acabará cuando acaben los bienes materiales; Si te da bienes es tu hermano y si no te los da no es tu hermano. En cuanto a la hermandad de la consanguinidad ésta finaliza con esta vida; un grupo en el Jardín y un grupo en el Fuego, ya está, no habrá más hermandad.

Pero la hermandad de la fe (Iman) es una hermandad que perdurará en esta vida y en la Otra; en esta vida el hermano creyente acude apresurado a su hermano y le aconseja, lo quiere, le ayuda, trabaja con él, le informa del bien, le aparta del mal, cubre sus necesidades, y no lo envidia ni le odia ni le aparta de un bien. Y en la Otra Vida cuando entre en el Jardín y vea sus delicias y la misericordia de Allah, no descansará hasta que vaya en busca de su gente creyente y los saque del Fuego.

¡Temed a Allah hermanos míos en Allah! Y sabed que la hermandad merece ser cuidada. ¡Qué vale un pueblo que envidia a otro por los dones de Allah los cuales les ha dado, y aquellos no les perjudicarán jamás! Esto no es parte de la hermandad. El hermano creyente lo ves que no te envidia, y jamás te perjudicaría. Porque Allah, el Altísimo, dice: "Y si Allah te toca con un daño, nadie, sino Él, te librará de ello. Y si te concede un bien no hay quien pueda impedir Su favor." (10:107)

¡Tú que eres envidioso! No te agotes, no tienes nada más que la falta, al envidiar a tu hermano creyente, pero no obtendrás por ello nada jamás.

¡Oh creyente! Debes dar alabanzas a Allah, el Altísimo, por haber concedido un don a tu hermano creyente, e implorar a Allah para que se lo conceda a otros y hacer súplicas (dua) por tu hermano, de modo que por ello recibas una inmensa recompensa. Cuando un creyente hace una súplica a Allah por su hermano los ángeles dicen: Amin y para ti lo mismo.

Debes amar a tu hermano creyente verdaderamente y buscando la complacencia de Allah, y aconsejarle, y acudir en su ayuda ante una necesidad, y ayudarle en todos sus asuntos tanto materiales como humanos, y quizá así Allah, el Altísimo, tenga misericordia de ti por esta noble acción.

"... Quien acuda a cubrir una necesidad de su hermano creyente Allah acudirá a cubrir una necesidad suya, quien cubra [un defecto] de su hermano creyente Allah lo cubrirá [de su defecto] el Día del Juicio."

¡Qué haces que vas y dices fulano hizo esto y lo otro! Allah lo cubrió, ¿y tú quieres ponerle en evidencia? ¡No! No puedes. Mientras Allah lo cubra tu no podrás ponerle en evidencia. Lo que debes hacer es alabar a Allah si lo cubrió y si te cubrió a ti, y no desvelar sus secretos, ni ir diciendo este hace esto y lo otro, no, hermano mío. No obtendrás más que la falta. Debes estar con él en el bien y amar el bien para él.

"No creerá nadie de vosotros hasta que quiera para su hermano musulmán lo que quiere para sí mismo."

"Vuestro Señor sabe mejor lo que hay dentro de vosotros mismos. Si sois rectos es cierto que Él perdona a los que se remiten a Él." (17:25)

Si tu hermano esta en bien, Allah te dará un bien así mismo. Entonces, no envidies ni te enfades con tu hermano. Como mínimo encuéntrate con tu hermano con un rostro sonriente.

¡Temed a Allah hermanos míos en Allah! Y amaros por Allah y sabed que el amor entre los creyentes por Allah es obligatorio (fard) y no sunna. Y el enfado por Allah es obligatorio. Si amas a tu hermano por Allah tendrás una inmensa recompensa pues cumpliste con lo obligatorio. Pero si sientes vergüenza ante el malvado (fasiq) y lo quieres, ¡Que Allah nos dé refugio contra esto! No está permitido ser compañero de un fasiq. Si ves a uno gira tu rostro y no le devuelvas el saludo, ni tomes su dinero ni compres de él. Debéis apartaros de estos fussaq y no os avergoncéis ante ellos, sino avergonzaos ante Allah, el Todopoderoso.

En cuanto al fasiq que Allah ha cubierto y tiene faltas que solo conoce Allah, a éste sí se le saluda y se le toma por compañero y se le dirige la palabra. Pero el fasiq que pregona sus faltas y no se avergüenza ni del Creador ni de las criaturas, a éste no se le saluda; el Legislador nos ordenó marginarle. Ni se le saluda ni se le devuelve el saludo.

¡Temed a Allah hermanos míos en Allah! Y no seáis de los que ni oyen ni hablan ni razonan. "Ciertamente, las peores bestias ante Allah son los mudos y los sordos que no tienen discernimiento. Si Allah hubiera sabido de algún bien en ellos, les habría hecho escuchar, pero aunque les hubiera hecho escuchar se habrían desentendido y se habría apartado." (8:22,23)

¡Hermanos míos en Allah! Poned en práctica la verdadera hermandad, quizá así Allah tenga misericordia de nosotros y acepte nuestro arrepentimiento.

SEGUNDA PARTE:

Las alabanzas son para Allah, atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado, y atestiguo que Muhammad es Su siervo y mensajero, que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él.

¡Hermanos míos en Allah! Temed a Allah, el Altísimo, y ayudad a vuestros hermanos, porque necesitan ayuda en el Din y en lo que no es el Din, así pues, si los veis que son negligentes en acudir a las mezquitas aconsejadles ir a las mezquitas, si no hacen bien la ablución aconsejadles hacer bien la ablución, si no hacen bien la oración aconsejadles perfeccionar la oración; no los abandonéis así porque se os ha ordenado mandar el bien y prohibir el mal, pues, mandad el bien y prohibid el mal; y enseñad a vuestros hermanos los rituales (shaair) del Din, el comportamiento (adaab) del Din, y el carácter (ajlaq) del Din.

Digo estas palabras y pido perdón a Allah para vosotros y para mí y para el resto de musulmanes por toda falta, así pues, pedidle perdón ya que Él es el Perdonador, el Compasivo.

Oh Allah da paz y bendiciones para nuestro señor Muhammad hijo de Abdullah, el sello de los profetas y el imam de los temerosos, y para su familia, compañeros y aquellos que los siguieron en el bien hasta el Último Día.

"Ciertamente, Allah ordena la justicia, el bien y dar a los parientes próximos; y prohíbe la indecencia, lo reprobable y la injusticia. Y os exhorta para que podáis recapacitar.


Jutba 28/12/2018

Adaptación al castellano resumida de la Jutba pronunciada por Sheikh Hamid Oumar El Wely, Imam de la Mezquita Sheikh Zayed ibn Sultan, Mezquita del Temor de Allah at-Taqwa,

En Granada a 28 de diciembre de 2018 (20 de rabiu zani de 1440 H.)

Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos. Atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado. Y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah, bendice a Muhammad, el Profeta iletrado, así como a su familia y compañeros y dales la paz!

¡Hermanos míos en Allah! Dice Allah, el Altísimo, en el Quran: "Sabe que no hay dios sino Allah y pide perdón por tus faltas y por los creyentes y las creyentes" (47:19) "¿Son iguales los que saben y los que no saben?" (39:9) "Allah eleva en grados a los que de vosotros crean y a los que han recibido el conocimiento" (58:11)

No se alcanza la obediencia a Allah, el Altísimo, sino es a través del conocimiento.

La gente pretende en nuestros días ser musulmanes, siervos adoradores, que permanecen en las mezquitas, pero no. No hay camino hacia la obediencia a Allah, el Altísimo, si no es mediante el conocimiento. El ignorante corrompe a la gente por lo cuál no se le obedece, ya que él mismo no conoce la obediencia.

¿Es que no véis que no podéis hacer una acción de esta vida perecedera, sea cual sea, bien sea conducir, ingeniería, o cualquier otra, si no es con conocimiento? Pues, ¿cómo será entonces con la obediencia a Allah, el Altísimo?

Es imprescindible aprender y seguir el camino del conocimiento. Y quien piense que viniendo con sus ropas y su aspecto a las mezquitas está obedeciendo a Allah se equivoca, pues es imprescindible tener el conocimiento ya que Allah nos lo ordenó antes que la acción.

Dijo el Altísimo: "Sabe que no hay dios sino Allah y pide perdón..." antecede el conocimiento a la acción ya que no hay acción si no es con el conocimiento. Y si no es así pues tu acción, tú que piensas que adoras a Allah, sin conocimiento, no vale nada.

No dejéis de aprender por arrogancia, ya que quien sea arrogante no olerá el aroma del Jardín. Quien no aprenda por arrogancia, entonces es arrogante, y que Allah nos proteja de ello.

Debéis aprender el conocimiento, bien sea mediante la escritura o bien sea mediante continuas preguntas conectadas, ordenadas y constantes.

Temed a Allah, hermanos míos en Allah, y aprended. Hoy nadie sabe cómo es el adhan del yumua, ni cómo es el yumua, ni cómo es la oración del yumua, ni cómo es cuando el imam adelanta a otro, etc. Solamente viene con sus ropas y se sienta rectamente y ¡Mashallah! Con aspecto pero sin conocimiento. Y no sabe los tiempos de las oraciones, ni los tiempos de las oraciones voluntarias, etc. Y con todo eso persiste tercamente en la ignorancia.

Para esta vida se esfuerza y se aconseja pero para la obediencia a Allah no. No conoce la purificación ni la ablución así que viene a la mezquita con desobediencia a Allah ya que se sienta sin estar purificado, y puede que sólo necesite purificación menor pero entrar en la mezquita sin purificación mayor está prohibido. Pero, ¿quién sabe esto? Nadie sabe ni nadie lo aprende. Nadie pregunta por ello. Y por esto se observan errores flagrantes entre la gente en las mezquitas.

Temed a Allah, hermanos míos en Allah, y no seáis arrogantes ni muráis siendo ignorantes a causa de la arrogancia. Pues para los asuntos de esta vida os apresuráis en busca de su conocimiento para aprender exhaustivamente todos los detalles mediante lectura, escritura, clases, viajes, invirtiendo esfuerzo y dinero pero para los asuntos de la Otra Vida y el Din de Allah no.

No es como los primeros que viajaban tres meses a pie para aprender el Din de Allah, un año entero de viaje para aprender las Leyes de Allah.

Hay Leyes que se deben aprender de forma obligatoria e individual y hay otras Leyes que pueden retrasarse. Lo primero en la Ley Muhammadiana tras la creencia en Allah es hacer el bien a los padres, pero si el hijo está con su padre y madre y no sabe el conocimiento de lo obligatorio para él debe disculparse ante ellos e ir en busca del aprendizaje de lo obligatorio y aprenderlo.

La gente desgarra los asuntos del Din en las mezquitas con su ignorancia y sin preguntar nunca nada sobre el Din de Allah. Desgarran la oración, desgarran la ablución, desgarran el adhan, y no se preocupan por ello ni preguntan por ello, que Allah nos dé refugio contra esto.

Tras la muerte no habrá más que reproches, pues un niño que acaba de alcanzar la madurez y muere apenas tuvo tiempo para aprender lo que le era obligado. Pero una persona que tras la madurez vive veinte o treinta años y no aprende ni pregunta ni se arrepiente ni nada...

Temed a Allah y aprended el Din de Allah. Y perdonadme, pero me molesta lo que veo de tomar a la ligera el Din de Allah, nuestro Señor, el Altísimo, y me enfada lo que veo de negligencia con la obediencia a Allah, el Altísimo.

Si aprendéis el conocimiento y hacéis dos rakaat de forma correcta esto será un gran bien pero con ignorancia hacer cien o mil rakaat no supone nada.

SEGUNDA PARTE:

Las alabanzas son para Allah, atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado, y atestiguo que Muhammad es Su siervo y mensajero, que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él.

Temed a Allah, hermanos míos en Allah, en aquello que ha ordenado y absteneros de aquello que os ha prohibido. Y sabed que no conoceréis el temor de Allah hasta que no aprendáis lo que es el temor de Allah. Pero no por nobleza ni altanería, es imprescindible el aprendizaje y entendimiento (tafaqquh) del Din de Allah.

¡No es lícito para una persona realizar cualquier acción sin antes conocer el dictamen (hukm) de Allah sobre dicho asunto! Y sabed, que un poco de adoración con conocimiento tendrá una gran recompensa pero mucha adoración con ignorancia no supondrá nada.

Digo estas palabras y pido perdón a Allah para vosotros y para mí y para el resto de musulmanes por toda falta, así pues, pedidle perdón ya que Él es el Perdonador, el Compasivo.

Oh Allah da paz y bendiciones para nuestro señor Muhammad hijo de Abdullah, el sello de los profetas y el imam de los temerosos, y para su familia, compañeros y aquellos que los siguieron en el bien hasta el Último Día.

"Ciertamente, Allah ordena la justicia, el bien y dar a los parientes próximos; y prohíbe la indecencia, lo reprobable y la injusticia. Y os exhorta para que podáis recapacitar.



Jutba 07/12/2018

Adaptación al castellano resumido de la Jutba pronunciada por Sheikh Hamid Oumar El Wely, Imam de la Mezquita Sheikh Zayed ibn Sultan, Mezquita del Temor de Allah at-Taqwa,

En Granada a 7 de diciembre de 2018 (29 de rabiul awwal de 1440 H.)

Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos. Atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado. Y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah, bendice a Muhammad, el Profeta iletrado, así como a su familia y compañeros y dales la paz!

¡Hermanos míos en Allah! Dice Allah, el Altísimo, en el Quran: "La virtud no es volver el rostro hacia oriente u occidente. Sino que la virtud la posee el que cree en Allah, en el Último Día, en los ángeles, en el Libro y en los profetas. El que da de su riqueza, a pesar del apego que siente por ella, a los parientes, huérfanos, pobres, hijos del camino, mendigos y para liberar esclavos. El que establece la oración y entrega el zakat. El que es fiel a los compromisos cuando los contrae. El paciente en la adversidad y en la desgracia y en los momentos más duros de la lucha. Ésos son los veraces y ésos son los temerosos." (2:177) "Y no se les ordenó más que adoraran a Allah sinceramente sin asociarle nada y con una adoración pura, y que establecieran la oración y entregaran el zakat. Y esta es la práctica de adoración auténtica." (98:5)

¡Hermanos míos en Allah! ¡Atención! Observad cómo aparece el zakat (impuesto de purificación de los bienes materiales acumulados) junto a la oración en numerosas ayat del Noble Quran.

El Zakat es uno de los cinco pilares del Islam. Y antes de esto no llegó tras la creencia en Allah otra cosa que la oración. El zakat es una obligación para los creyentes, una obligación para los musulmanes. Y se combate al que la abandona.

Quien abandona la oración se le combate hasta que la establece y quien abandona el zakat se le combate por abandonarlo.

Observad cómo Abu Bakr as Siddiq, que Allah esté complacido de él, cuando los Aaraab se negaron a dar el zakat tras la muerte de nuestro Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él, y siendo Abu Bakr el más sabio (aalamuhum) de los compañeros, el de mayor entendimiento (afqahuhum) y el que más conocía (aarafuhum) de ellos la sunna de Muhammad, que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él; entonces dijo Abu Bakr: Los combatiré. Y le dijeron los compañeros y entre ellos estaba Umar ibn al Jattab, que Allah esté complacido de él, el conocido por su veracidad (sidq) y responsabilidad (amana): ¿Los combatirás cuando atestiguan que no hay más dios que Allah? Dijo: Los combatiremos por seguro, y aunque me negaran la cría de un camello o un cabrito pequeños (según las dos transmisiones) los combatiría por ello. Entonces Allah dio apertura a los corazones de los compañeros del Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él, y aceptaron y estuvieron de acuerdo con Abu Bakr en combatir a los Aaraab, de modo que fueron combatidos hasta que cumplieron con el zakat.

Pero hoy en día nadie habla del zakat, ni pregunta si ha sido extraído de los bienes o no, ni si se ha entregado o no. No hay nadie hoy en día que realice esta tarea, la de extraer el zakat y saber cómo se hace, si es completo o no, ni preguntan acerca de si se extrajo, luego entonces, ¿cómo va a combatirse para que se establezca? No.

El creyente será creyente hasta el Día del Juicio y debe saber que es responsable de su Din y sus asuntos hasta el Día del Juicio, por lo que debe encontrar un imam que le indique cómo establecer el zakat o a los que se encargan de ello, pues antes había gente que cometía la labor de ir a la gente para extraerlo y entregarlo. Cuando se cumplía el plazo de un año se dirigían a los dueños de bienes y riquezas para que dieran el zakat.

Pero ahora no hay quien se encargue de acudir a la gente, ni hay una persona responsable del zakat, que lo imponga a los que deben darlo o que combata por ello si no se entrega.

Alhamdulillah, el creyente lo será hasta el Día del Juicio y debe temer al Altísimo y extraer el zakat de sus bienes antes de que le alcance la muerte, ya que si muere sin haberlo entregado, según dice el sahih, cuando vea a la muerte venir dirá: devolvedme y espero que quizá así pueda obrar justamente con lo que dejé. Pero no habrá retorno.

Temed a Allah, hermanos míos en Allah, y extraer el zakat de vuestros bienes pues esto es un bien para vosotros. Hay muchos otros favores y virtudes del zakat aparte de ser una obligación que Allah nos ha dictado, y es que multiplica, hace crecer y purifica los bienes, de modo que se dice que la leche de las cabras, vacas o camellas de las que se ha entregado el zakat es más dulce que la de aquellas de las que no se entregó, la cual no tiene sabor alguno.

Y que nadie diga es que yo tengo mucho y no puedo contarlo, y no puede cerrar la tienda dos o tres días, no, dice que tiene mucho y almacenes, diez kilos,... Has de temer a Allah, el Altísimo, antes que nada y sentir vergüenza ante Él, cuando te hizo rico tras haber sido pobre. Y al igual que tú ahora a tu lado hay pobres como lo eras tú, no tienen nada.

Has de temer a Allah y extraer el zakat de tus bienes como un gran bien para ti mismo. Y sabed el plazo anual de vuestro zakat de forma concreta en una fecha específica del año; y no entregándolo un año en Ramadán y otro año en el eid mayor, no, preservad las fechas de vuestros zakat, en un día concreto del año y no os retraséis ni un solo día, hermanos míos en Allah. Si tienes escrito en un papel que el plazo anual se cumple en un día concreto en el cual extraerás el zakat, entonces si mueres antes tienes el argumento de que ese día ibas a pagarlo.

Cuando llegue el día del plazo anual de cualquiera de vosotros que cierre todas sus puertas, ya que si no estarán entrando más bienes de los que cuenta y no es correcto, y que reúna a su gente para que contabilicen los bienes que le ha dado Allah, los bienes de Allah que le ha dado.

Temed a Allah y entregar el zakat de modo que sea un bien para vosotros mismos, y no lo toméis a la ligera ni seáis negligentes con ello, quizá así Allah, el Altísimo, nos provea a nosotros y a vosotros mediante la extracción de vuestro zakat de la forma más completa.

SEGUNDA PARTE:

Las alabanzas son para Allah, atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado, y atestiguo que Muhammad es Su siervo y mensajero, que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él.

Ciertamente, el zakat es una misericordia de nuestro Señor Allah, glorificado sea. Allah, el Altísimo, es el más Rico y el más Generoso pero hizo del zakat una misericordia que se extrae de los ricos y va a los pobres. Si hay un pueblo, o tribu, o ciudad o provincia, y se extrae el zakat, ¿a dónde va? Va a sus pobres.

Allah, el Altísimo, es Rico sobre todas las cosas y todas las cosas son pobres y necesitadas de Él. El zakat es una misericordia de Allah sobre sus siervos creyentes, una misericordia que tiene sobre los ricos y sobre los pobres; una misericordia sobre los ricos porque cumplen con establecer lo obligatorio, purifican sus bienes y extraen el zakat como un bien para sí mismos; y es una misericordia para los pobres porque vuelve a ellos y pueden comer, beber y vestirse.

Digo estas palabras y pido perdón a Allah para vosotros y para mí y para el resto de musulmanes por toda falta, así pues, pedidle perdón ya que Él es el Perdonador, el Compasivo.

Oh Allah da paz y bendiciones para nuestro señor Muhammad hijo de Abdullah, el sello de los profetas y el imam de los temerosos, y para su familia, compañeros y aquellos que los siguieron en el bien hasta el Último Día.

"Ciertamente, Allah ordena la justicia, el bien y dar a los parientes próximos; y prohíbe la indecencia, lo reprobable y la injusticia. Y os exhorta para que podáis recapacitar.

Jutba 15/07/2016


Traducción resumida de la Jutba pronunciada por Sheikh Hamid Oumar El Wely, Imam de la Mezquita Sheikh Zayed ibn Sultan, Mezquita del Temor de Allah at-Taqwa,

En Granada a 15 de julio de 2016 (10 de shawwal de 1437 H.)


بسم الله الرحمن الرحيم

En el nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso

Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos. Atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado. Y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah, bendice a Muhammad, el Profeta iletrado, así como a su familia y compañeros y dales la paz!

¡Hermanos míos en Allah! ¡Musulmanes procedentes de los más diversos países! Dice Allah en el Corán: "¡Vosotros que creéis! ¡No traicionéis a Allah y al Mensajero, de manera que traicionéis vuestra responsabilidad a sabiendas!" (8:27) "Ciertamente, Allah no ama a los traidores." (8:58)

Y del Profeta, la paz sea con él, se transmitió que dijo: "Hay tres características que aquel que las tuviera le convertirían en un perfecto hipócrita, y quien tuviera una de ellas, pues tendría algo de hipócrita hasta que la dejara: Si habla miente, si promete no cumple y si se le confía algo traiciona."

¡Musulmanes! Que sepáis que la Sharia del Islam prohíbe tajantemente todo tipo de traición y obliga al cumplimiento de las leyes imperantes en este país a todos los ciudadanos que habitan el mismo y al respeto de todas las instituciones que hay en él porque esa es la responsabilidad de cada musulmán. Y esto no se contradice con el fiel cumplimiento del Din del Islam.

El musulmán emigrado que viene a este país, y hablo de España en concreto, donde se nos dio libertad religiosa y unos derechos; buscando un bien y aprovechar su bienestar y seguridad, pues no llegó forzado u obligado a desgana sino por voluntad propia; tiene la responsabilidad de respetar y cumplir con las leyes del país.

En España, ¡Y que Allah proteja a este país de todo mal y lo mantenga seguro y a nosotros en él! Se nos ha dado libertad religiosa y se han establecido unos acuerdos entre el gobierno y la comunidad musulmana en los cuales se nos respeta como musulmanes y se nos otorgan unos derechos para poder practicar nuestra fe. De esta forma, los musulmanes hemos aceptado residir legalmente en este país de manera voluntaria y disfrutamos del bienestar, seguridad y paz, asistencia sanitaria, democracia, etc. así pues, la Ley del Islam nos obliga a cumplir y respetar el pacto que hemos contraído con este país, sin quebrantar las leyes del mismo pues si lo hiciéramos sería considerado una grave traición y esto está prohibido (haram) en el Islam.

Quienquiera que no estuviere conforme o deseare conspirar un mal contra este país o su gente que abandone inmediatamente el país y se marche fuera de su frontera, ya que es una gravísima traición prohibida tajantemente por la Sharia del Islam, además de un acto tremendamente hipócrita, pues quien reside aquí, disfruta del bienestar que se le ofrece, de su seguridad, asistencia sanitaria, trabajo, respeto, libertad religiosa y otros, y luego, pretende atentar contra su seguridad o incumplir sus leyes, sean cuales sean, incluidas las leyes de tráfico o cualquier otras, está perpetrando un acto abominable y totalmente prohibido por la Ley del Islam.

¡Siervos de Allah! Buscad el bien con la obediencia a Allah y la Sharia de Allah y pedid a Allah la guía y la rectitud. Y que la paz y las bendiciones de Allah sean para el Profeta Muhammad, para su familia y todos sus compañeros.

"Ciertamente, Allah ordena la justicia, el bien y dar a los parientes próximos; y prohíbe la indecencia, lo reprobable y la injusticia. Y os exhorta para que podáis recapacitar."



Jutba 27/04/01

بسم الله الرحمن الرحيم

الحمد لله رب العالمين وصلى الله على سيدنا محمد وعلى آله وصحبه وسلم تسليما كثيرا.

أشهد أن لا إلاه إلا اللهُ وأشهد أن محمدًا رسول الله.

Primera Jutba:

Las alabanzas son para Allah, Señor de los mundos. Atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado. Y atestiguo que Muhammad es su siervo y mensajero. ¡Oh Allah, bendice a Muhammad, el Profeta iletrado, así como a su familia y compañeros y dales la paz!

Relató Al Bujarí, que se transmitió de Abdullah Ibn Umar, Allah esté complacido de los dos, que oyó decir al Profeta, Allah le bendiga y le dé paz: "Ciertamente, Allah se acercará al creyente, lo cubrirá con su sudario y le preguntará: ¿Conoces esta falta o esta otra...? Y contestará: ¡Sí, oh Señor! Y así, reconocerá todas sus faltas y se verá a sí mismo perdido. Y dirá el Altísimo: Te cubrí las faltas en Dunia (el mundo) y Yo te las perdono hoy en el Ájira".

Al Hamdulillah quien ha cubierto nuestras faltas en este mundo y nos las perdonará en el otro. Pedimos a Allah, el Altísimo, que por su favor y generosidad, haga que nosotros al igual que todos los musulmanes, seamos de los que Allah cubra sus faltas en este mundo y las perdone en el otro. Ámin.

¡Hermanos en Allah! Debemos pedir al Altísimo que nos libere de la asiduidad en cometer las faltas y girarnos a Él, arrepintiéndonos de ellas. Así pues, pedimos a Allah que nos acepte el arrepentimiento y tenga compasión con todos nosotros, ya que Él es el Compasivo, y el que acepta el arrepentimiento. Ámin.

Segunda Jutba:

Las alabanzas son para Allah. Atestiguo que no hay más dios que Allah, sólo y sin asociado, y atestiguo que Muhammad es su siervo y mensajero, sobre él sean las bendiciones, así como sobre su familia y todos sus compañeros.

Relató Al Bujarí que se transmitió de Abdullah Ibn Umar, Allah esté complacido de los dos, que el Mensajero de Allah, sobre él sean las bendiciones, dijo: "El musulmán es hermano de otro musulmán ni es injusto con él ni lo entrega a su enemigo. Y quien acude en ayuda de su hermano, Allah acude en ayuda de él. Y quien saca a un musulmán de un apuro, o de una situación grave, Allah lo sacará a él de otra en el Último Día".

¡Hermanos en Allah! Temed a Allah y poned atención a éste gran bien que ha puesto entre vosotros, en cuanto a la mutua compasión, colaboración, y cubrir las faltas unos de otros.

¡Que Allah nos beneficie con la enseñanza del Islam, ya que Él está cerca y responde a la llamada, el dotado de majestad y generosidad! Ámin.

Granada a 27 de abril de 2001

Mezquita At Taqwa

                                                                       

Jutba 06/04/01

بسم الله الرحمن الرحيم

EN EL NOMBRE DE ALLAH, EL COMPASIVO, EL MISERICORDIOSO

Traducción de la Jutba 11 de Al Muharram de1422 H. (6/4/2001)

Mezquita At Taqwa-Correo Viejo 4 -18010 GRANADA

Primera Jutba:

Las alabanzas son para Allah. Atestiguo que no hay más dios que Allah y atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones sean sobre él, sobre su familia y todos sus compañeros.

¡Siervos de Allah! Dice Allah, el Altísimo, en el sagrado Corán:

(ومن يَتَّق الله يََجْعَل لَّهُ مَخْرَجًا وَيَرْزُقْهُ مِنْ حَيْثُ لاَ يَحْتَسِبْ).

"Y quien tema a Allah, Él le dará una salida y le proveerá de dónde no imagina".

Se transmitió de Yabir Ibn Abdellah: La ayat: Fue revelada para Auf Ibn Malik Al Ashyaí, que hicieron prisionero los asociadores a un hijo suyo llamado Salem. Acudió al Mensajero de Allah, sobre él la paz y las bendiciones, a quejarse de su pobreza y dijo: 'El enemigo ha cogido preso a un hijo mío y su madre está angustiada. ¿Qué me ordenas que haga?'. Le dijo el Profeta, sobre él la paz y las bendiciones: '¡Teme a Allah y ten paciencia. Y te mando a tí y a tu mujer que abundéis en decir: لا حول ولا قوة إلا بالله ! (No hay fuerza ni poder, excepto por Allah). De manera que regresó a su casa y le dijo a su mujer que el Mensajero de Allah, sobre él la paz y las bendiciones le había mandado a él y a ella decir repetidamente 'la hawla wa la qwata illa billah'. Y contestó ella: ¡Qué bueno lo que nos ha mandado! Y así lo hicieron. Entonces, el enemigo se despreocupó de su hijo, y logró escabullirse llegando hasta su padre habiéndose llevado de sus enemigos un botín de un rebaño de ovejas de cuatro mil cabezas. En ese momento descendió la ayat. Dejó el Profeta, la paz sea con él, esas ovejas para el hombre.

¡Siervos de Allah! Temed y obedeced a Allah. Y sabed que todo el bien radica en la taqwa de Allah. El bien de Dunia y el Ájira. Así pues, hermanos, pedid a Allah, la provisión porque realmente Él es el Proveedor, الرزاق (Ar Razzáq), y sabed también que todo está en manos de Allah.

Segunda Jutba:

Las alabanzas son para Allah. Atestiguo que no hay más dios que Allah y atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah, sobre él la paz y las bendiciones de Allah, sobre su familia y todos sus compañeros.

¡Siervos de Allah! Se transmitió de Saad Ibn Waqqás que dijo el Mensajero de Allah, sobre él la paz y las bendiciones: 'De la felicidad del hijo de Ádam es pedir a Allah, Poderoso y Majestuoso, asistencia en la elección de los asuntos (hacer istijara).

Y de Yábir Ibn Abdellah, Allah esté complacido de los dos, que dijo: 'El Mensajero de Allah, sobre él la paz y las bendiciones, solía enseñarnos la istijara en todos los asuntos, lo mismo que nos enseñaba la sura del Corán. Les decía: Si alguno de vosotros se propone dilucidar un asunto que haga dos rakas, que no sean de las oraciones obligatorias, y que diga a continuación: ¡Oh Allah! Te pido asistencia en la elección por Tu saber, te pido por Tu poder y te pido por Tu inmenso favor, porque verdaderamente Tu puedes y yo no puedo. Y Tu eres sapientísimo de lo oculto. ¡Oh Allah! Si sabes que este asunto es beneficioso para mí, en mi Din, mi sustento y para mi futuro, entonces disponlo y facilitamelo. Seguidamente dame bendiciones en ello. ¡Oh Allah! Si sabes que es perjudicial para mi, en mi Din, en mi sustento y para mi futuro. Entonces, apártame de él, apártalo de mí, y dispón el bien para mí dondequiera que esté, seguidamente haz que me complazca en él. Dijo: Y se nombra el asunto en cuestión'. Lo relató Al Bujari.

¡Siervos de Allah! Buscad el bien con la obediencia a Allah y con la sharía de Allah y pedid a Allah la guía y la rectitud. Y pedir que os asista y os ayude en la elección de todos aquellos asuntos que os interesen y que sean lícitos, naturalmente. Pedir el perdón a Allah para todos y que la paz y las bendiciones de Allah sean para el Profeta Muhammad, para su familia y todos sus compañeros.